Cita Bíblica: Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. 1 Corintios 15:10.

Propósito: La vida cristiana solo se da por medio de la Gracia, se sostiene por Gracia y se culmina por Gracia; por ello este atributo de Dios debe ser meditado y entendido para ser realmente fortalecido y sostenido por el Señor.

Introducción: Abraham Booth, en su libro “El Reino de la Gracia”, lo describe así: este atributo del carácter divino “Es el favor eterno y totalmente gratuito de Dios, manifestando en la concesión de bendiciones espirituales y eternas a las criaturas culpables e indignas”. Veamos 4 características propias de la misma:

1. LA GRACIA DE DIOS ES ETERNA: 2 Timoteo 1:9

2. LA GRACIA DE DIOS ES GRATUITA: Romanos 3:24 – Romanos 11:6
En el libro “La maravillosa gracia de Dios” de Elena de White lo describe así: “Dios ama a los inmaculados ángeles, que están a su servicio y son obedientes a todos sus mandamientos; pero no les otorga su gracia. Esos seres celestiales no tienen el más mínimo conocimiento de la gracia; nunca la han necesitado, porque nunca han pecado”, Pág. 10. La gracia solo es derramada sobre el verdadero pueblo de Dios (Romanos 11:5).

3. LA GRACIA DE DIOS SE RECIBE Y ACEPTA POR FE: Efesios 2:7-8
Son abundantes las riquezas de su Gracia, aún antes de que en su bondad nos la entregara por medio de Jesús. Así como la tendencia natural del hombre caído es a pecar, y el pecado reinó para muerte; la voluntad divina es justificar en Jesucristo a sus escogidos, y que así la Gracia reine.

4. EL FRUTO DE RECIBIR LA GRACIA ES OBEDECER POR AMOR Y DAR: Mateo 10:8 – Santiago 2:18.
“Me fue mostrado que el ángel registrador anota fielmente, toda ofrenda dedicada a Dios y puesta en la tesorería, y también el resultado final de los recursos así consagrados. El ojo de Dios reconoce todo centavo dedicado a su causa y la buena o mala disposición del dador. El motivo que impulsa a dar es también anotado”. Hogar Cristiano pág. 333

Conclusión: Dios no está obligado a ejercer su Gracia salvadora sobre todos. Ejemplo del corazón inconverso (Romanos 9:1). Dios es libre para ejercer su Gracia salvadora sobre quienes escoge y sin ningún requisito previo, porque es Gracia.

Invitación: Dios está comprometido a sustentar a aquellos que reconocen y aman la soberanía con la que él derrama su gracia salvadora a través de Jesucristo. Si nos quebrantamos, humillamos y reconocemos nuestra pobreza, y la riqueza de Cristo, pondremos a sus pies todo lo que somos y tenemos para su servicio.

Pr. Roberto Carvajal R.